Noticias

El Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad es uno de los más frecuentes en población infanto-juvenil. Por ello, es necesario conocer sus características con detalle, así como las herramientas de evaluación, con el fin de realizar un correcto diagnóstico. Desde la Clínica Universitaria se ha programado el curso de verano "PERFIL NEUROPSICOLÓGICO DEL TDAH: EVALUACIÓN E INTERVENCIÓN EN NIÑOS Y ADOLESCENTES", impartido Diana Gallo y María T. Gonzálvez. Los objetivos del curso son proporcionar a los asistentes conocimientos sobre las implicaciones neurocognitivas y las principales áreas de afectación de los niños con este diagnóstico, conocer las señales de alarma para su identificación, profundizar en las principales pruebas de evaluación neuropsicológicas, atencionales y ejecutivas y adquirir las estrategias de intervención a nivel neurocognitivo, conductual, familiar y escolar. El curso tendrá lugar del 1 al 4 de Julio, de 16 a 21h. Más información e inscripciones en http://cursosdeverano.umh.es
La alianza terapéutica ha sido definida como los lazos afectivos positivos entre un paciente y su psicoterapeuta, como pueden ser confianza mutua, agrado, respeto y comprensión, una relación consciente que involucra acuerdos y colaboración entre terapeuta y paciente, integrando tres componentes constitutivos: la naturaleza colaborativa de la relación, el vínculo afectivo y el acuerdo entre los integrantes del proceso respecto de las metas y tareas del tratamiento. Estos tres elementos definirán el nivel de la calidad y fuerza que tenga la alianza terapéutica. La mayoría de los estudios coinciden en que crear una buena alianza terapéutica con el paciente es un buen predictor de éxito en la terapia. Entre las cualidades que deben tener los psicólogos para poder crear la alianza terapéutica con los adolescentes, se identifican características como el respeto, confianza, que sea una persona abierta, que desee escuchar, que proponga alternativas reales y factibles, que sean reconocidos como individuos, que puedan otorgar consejos, que se puedan identificar el uno con el otro, que haya confianza en la relación, que el adolescente se sienta libre (no se sienta presionado), que el terapeuta promueva un ambiente agradable donde el adolescente pueda sentirse cómodo, entre otras. En todo caso la responsabilidad no sólo recae en el terapeuta, se debe entender la relación terapéutica como un trabajo en equipo, en el que paciente y terapeuta se involucren con la misma motivación y el mismo objetivo: contribuir a la mejora y al cambio. Es de suma importancia que se estimule la creación de la alianza terapéutica desde el momento que el paciente entra en consulta, por ejemplo durante la primera entrevista inicial.
El 2 de mayo se celebra el Día Mundial del Acoso Escolar, una jornada cuyo objetivo es concienciar sobre un problema que afecta a miles de jóvenes. El acoso escolar es la forma de maltrato físico o psicológico al que se ve sometido de forma continuada un alumno por parte de sus compañeros. Se trata de un problema que se desarrolla inicialmente en el contexto escolar y su impacto negativo se extiende y afecta a otros ámbitos de la vida de la víctima. Los insultos y agresiones físicas son las formas más habituales de acoso (empujones, collejas, golpes o patadas), seguidas de las diferentes formas de presión psicológica (aislamiento, exclusión y difusión de rumores). Entre las características del acosador destacan los complejos, la baja autoestima o el miedo al rechazo, problemas de inseguridad y problemas familiares o personales, seguidas de la agresividad y el sentimiento de superioridad. Como principales causas del acoso destaca la forma de ser de las víctimas, su aspecto físico, las cosas que dice o hace, los gustos, ser de otra cultura, raza o religión, tener buenas/malas notas, ser nuevo o tener mucho/poco dinero. Por tanto, es evidente que tanto acosador como víctima requieren de una intervención para evitar que la situación se cronifique. Sin embargo, resulta más importante la prevención y la detección temprana, en la que hemos de estar atentos tanto padres y madres como los profesionales. Los padres consultan con frecuencia sobre las señales que pueden indicar que su hijo o hija puede estar sufriendo acoso escolar. En el colegio, por lo general, son niños que están solos en el recreo, son los últimos en ser elegidos por sus compañeros cuando se establecen grupos, participan poco en clase, suelen llegar tarde a primera hora, dicen perder cosas, tienen problemas de concentración o presentan bajo rendimiento académico. En casa se quejan porque no quieren ir al colegio, no suelen ser invitados a cumpleaños, suelen traer cosas rotas, presentan golpes, arañazos, heridas, pierden con frecuencia el material escolar, dejan de ver a los que decían que eran sus amigos, manifiestan cambios temperamentales y de humor sin causa aparente o cambios pronunciados en su personalidad, evitan salir solos de casa y abandonan sin razón actividades que antes les gustaban, cambian los hábitos de dormir y de comer y evitan hablar del colegio o reaccionan negativamente ante cualquier asunto relacionado con los amigos o el colegio. ¿Y cómo prevenir que nuestros hijos sean víctimas de acoso escolar? Para ello es importante que los padres fomentemos la escucha y el diálogo, inculquemos valores de respeto, evitemos la sobreprotección y les enseñemos a resolver problemas. Y también trasmitir a nuestros hijos la tolerancia cero con el acoso, evitando en el grupo la ley del silencio, que hace que sea un hecho tolerado. Desde nuestra consulta, a la que llegan finalmente los afectados a recibir ayuda, conocemos la importancia de dar visibilidad a esta problemática, promoviendo la necesidad de actuar de manera inmediata ante cualquier mínima sospecha de acoso, con el objetivo de minimizar las consecuencias negativas para los niños y sus familias. Ante la mínima sospecha de acoso es fundamental que los padres soliciten la colaboración de los profesores para poner en marcha el protocolo de intervención. La búsqueda de ayuda externa resulta necesaria para valorar y prevenir las consecuencias emocionales derivadas. Una intervención a tiempo logrará establecer la estabilidad, tanto dentro como fuera del colegio.
El periodo vacacional suele vivirse por parte de los padres como una “carga” adicional, debido a la necesidad de tener que planificar las posibles actividades para distribuir el tiempo de los niños. Por ello, desde la Clínica Universitaria queremos facilitar a los padres esta tarea y, para ello, ponemos en marcha el Campus de Verano para niños de edades entre 5 y 12 años. El objetivo general es que los niños aprovechen su tiempo libre jugando y disfrutando, pero a su vez aprendiendo a potenciar el trabajo en grupo, la cooperación, la creatividad, a relacionarse con los demás, a tener un mayor control, una buena gestión emocional… ¡y mucho más! El Campus de Verano tendrá lugar de lunes a viernes durante todo el mes de Julio, en horario de 9:30 a 13:30h y serán los profesionales de la Clínica Universitaria los encargados de impartir las actividades y talleres. Entre otros, se llevará a cabo un taller de habilidades sociales y gestión emocional, un club de estudio, manualidades, cuentacuentos, taller de escritura, taller de lectura, relajación, cine, etc. Las inscripciones podrán realizarse para todo el mes o bien para algún taller o semana en concreto. Todos los padres interesados en que sus hijos se beneficien de estos talleres y actividades pueden informarse a través del correo clinicauniversitaria@umh.es o en el 966658794.

Nuestro equipo está evaluando un programa para el tratamiento del abuso y adicción a los videojuegos en adolescentes. El objetivo del programa es reducir el tiempo de uso de videojuegos, ayudar a controlar el malestar por no jugar y el impulso a hacerlo, así como enseñar técnicas para el mantenimiento de la abstinencia o el uso controlado. El programa es gratuito y está dirigido a adolescentes entre 14 y 16 años que cumplan los criterios para el estudio. Los padres interesados pueden hacer click en este CUESTIONARIO para conocer si la situación de su hijo/a es de adicción.

¿Cómo se trabaja el control de la impulsividad? ¿Y la mejora de la atención? Con mucha frecuencia los padres y madres nos preguntan sobre los progresos en terapia de sus hijos. Para conocer cómo se desarrolla el trabajo en la sesión, en la Clínica Universitaria contamos con una sala de observación con espejo unidireccional. En ella podemos seguir la sesión de terapia sin interferir en el trabajo que se está realizando. En nuestro programa de tratamiento infantil ofrecemos a los padres poder seguir periódicamente una sesión de terapia con su hijo mediante este sistema. El profesional que coordina la intervención en el caso acompaña en ese tiempo a los padres para explicar paso a paso cada técnica que el terapeuta está desarrollando con su hijo. Es importante además para comprender mejor cada aspecto sobre el problema por el que acude con nosotros el niño y para poder aplicar también en casa las pautas que enseñamos en sesión. Todos los padres de los niños que acuden a la Clínica Universitaria y que lo deseen pueden reservar turno de observación en acudiendo a nuestra recepción para dejar sus datos.
El 22 y 23 de marzo nos visita Juan Martos de DELETREA (Madrid) para impartir el seminario “Evaluación e intervención en comunicación y lenguaje en TEA”. En el curso se abordará: 1) El desarrollo de la comunicación en el primer año de vida: El desarrollo típico y el desarrollo en TEA, 2) El desarrollo del lenguaje. La perspectiva del desarrollo normal y el lenguaje en TEA., 3) La evaluación de la comunicación y el lenguaje y finalmente 4) La intervención en comunicación y lenguaje en TEA Estimulación de funciones y modalidades comunicativas, Sistemas alternativos/aumentativos de comunicación, Estrategias y técnicas en los distintos componentes del lenguaje, Intervención en comprensión del lenguaje. Juan Martos es uno de los especialistas en TEA más reconocidos de nuestro país. Más información e inscripciones en clinicauniversitaria@umh.es

Páginas

Noticias

El Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad es uno de los más f
La alianza terapéutica ha sido definida como los lazos afectivos positivos
El 2 de mayo se celebra el Día Mundial del Acoso Escolar, una jornada cuyo

Contacta

96 665 87 94


Clínica Universitaria UMH
Ed. Hélike, Campus de Elche
Avda. de la Universidad s/n 03202 Elche
clinicauniversitaria@umh.es

Entidades colaboradoras

Redes sociales

       
Go to top